Síntesis esencial

 

Reforma integral de una vivienda de 55 m2 en el madrileño barrio de Delicias. Compuesta por un salón, cocina baño y dos dormitorios, la propiedad quería mantener las mismas estancias. La distribución era mejorable, por lo que hemos procedido a su optimización, eliminando pasillos innecesarios y reduciendo al mínimo imprescindible el número de puertas de paso. De esta manera conseguimos espacios más amplios, haciéndolos más aprovechables.

 

Una cocina con mucho jugo

 

Nada más acceder a la casa la entrada está conectada mediante el recurso de una cocina abierta sin puertas. Inicialmente presentaba forma de L que, con la nueva distribución, ha pasado a tener forma de U, esto lo hemos conseguido cambiando el acceso a la despensa, teniendo así la oportunidad de incorporar tres muebles adicionales con gran capacidad de almacenaje, incluyendo la instalación de un microondas en columna y un lavavajillas de 40 cm de ancho.

El mobiliario de cocina es un diseño realizado en colaboración con Línea 3, quiénes también lo han fabricado e instalado. Incluye una campana decorativa cilíndrica en acero suspendida desde el techo. Una luminaria downlight da luz uniforme a la estancia, suministrado por Fostek quién ha sido el proveedor de todas las luminarias del proyecto y ha realizado en conjunto con nuestro estudio, el plano de iluminación en categoría de consultores en materia de alumbrado.

Para lograr una mayor cohesión y continuidad visual hemos prolongado el revestimiento porcelánico del suelo de la firma Saloni en imitación madera, alicatando también las partes vistas de la pared, enmarcando, de esta forma, los muebles de la cocina. El estor enrollable en screen es de Rabadán, al igual que el resto de los estores de confección del resto de la vivienda.

El cliente deseaba expresamente sumar una estancia adicional: un cuarto de lavado. Para conseguirlo, hemos abierto el acceso a la despensa por la entrada a la vivienda, consiguiendo un especio independiente donde albergamos la zona de lavadero. Para ocultar este conjunto y conservar la continuidad estética, hemos diseñado una puerta corredera de superficie decorativa de suelo a techo, que camufla totalmente el acceso.

 

Un único pasillo bien aprovechado

 

Desde la entrada nace un pasillo que recorre las zonas húmedas de la vivienda desembocando en el salón. Su inicio arranca en la zona de entrada donde, coincidiendo con un recoveco estructural, colocamos unos percheros decorativos individuales en madera para colgar los abrigos y un mueble bajo de aparador.

También aprovechamos un hueco muy pequeño entre mochetas ingeniando un mueble escobero lacado en el mismo color de la pared, manteniendo la continuidad del pasillo. Una sensación reforzada en su dinamismo mediante un cartoon light (iluminación lineal) enrasado en el techo que recorre la zona pública da vivienda de principio a fin. Para mantener la sensación de continuidad en toda la casa utilizamos un laminado de Kronotec.

 

Un baño que multiplica el espacio

 

Con el objetivo de apurar hasta el último centímetro cuadrado posible, al baño se accede mediante una puerta corredera para que el barrido de la apertura y el cierre no resten espacio. Siguiendo este mismo criterio, hemos diseñado un mueble a medida en diagonal que facilita el paso. Está compuesto por dos piezas, una encimera de madera tratada al natural y una segunda también en madera lacada en blanco, donde se guardan todos los accesorios de aseo. El toque distintivo lo aporta toallero calado sobre la superficie de la encimera de madera, lo que evita elementos salientes y crea un efecto de integración espacial absoluta.

El alicatado se compone de un porcelánico en madera en el suelo y las paredes de la cabina de ducha de obra (reubicada como parte de la reforma) con mampara y un porcelánico blanco texturado, ambos de Saloni. Sobre la encimera en madera descansa un lavabo de Bathco de reducidas dimensiones. El conjunto de la grifería es de Grizasa y el resto de los sanitarios son el modelo Meridan de Roca.

Un espejo retroiluminado tanto arriba como abajo, sirve de iluminación decorativa bañando el mueble de lavabo e incluye una balda para las tareas de aseo.

 

Salón distribuidor de puertas invisibles

 

El salón comedor contiene el plato fuerte de este proyecto de interiorismo: un panelado que recorre la pared de lado a lado, incluyendo el mueble de televisión y que integra las puertas de paso a los dormitorios, totalmente camufladas. Se trata de un diseño realizado por nuestro estudio que, además, incorpora gran capacidad de almacenamiento adicional, todo ello integrado en el contexto del espacio

Al ser un mueble con 40 cm de fondo, las puertas de acceso al dormitorio se han colocado al ras de la propia estructura en madera, facilitando la creación de un armario entre ambas puertas.

Las puertas del armario cuentan con un sistema de apertura “push to open” para remarcar la continuidad del panelado, mientras que las puertas de paso y los cajones presentan tiradores de cuero que facilitan su integración. El resbalón es de tipo cilíndrico para poder tirar de él hacía ambos lados.

Además, se ha integró un pilar y una viga descolgada revestido por el propio panelado, lo que da como resultado una superficie arquitectónicamente limpia y despejada.

El final del mueble coincide con el encuentro de una antigua terraza, que se ha integrado dentro de la vivienda ganando espacio al salón. Este mueble está anexado mediante un fijo de aluminio en panel sándwich seguido por una ventana de suelo a techo que inunda la estancia de luz.

Para conseguirlo hemos levantado un cerramiento con un fijo de vidrio en la parte baja y ventanas de rotura de puente térmico de tres hojas oscilobatientes, en la parte superior. Gracias a esta solución y a la pintura blanca empleada en las paredes, hemos conseguido ampliar notoriamente el flujo de luz natural en la vivienda. Para facilitar su paso, se han colocado estores de paquete en una tela de visillo de la marca Linum.

La elección del mobiliario se ha realizado en conjunto con el cliente, cobrando especial significación la zona de lectura ya que la propietaria es una lectora voraz.

Los muebles seleccionados corresponden a las siguientes firmas:

  • Sofá deslizante: Ardi
  • Butaca de lectura: Casual
  • Lámpara de pie y puf: Kave Home
  • Mesa de y sillas de comedor: Kave Home
  • Aparador: Inuk home

 

Dormitorio principal

 

Presidido por un cabecero a medida tapizado de Budia el cual está retroiluminado, con las mesitas voladas y encastradas en la propia estructura, mediante un marco de madera con una tira led en su interior. Cuenta además con un aplique de lectura de mini foco de tipo orientable. Los focos de techo por su parte están orientados para que iluminen el interior del armario al abrirlo y facilitar así la elección de ropa.

Emplazado estratégicamente sobre la cama se encuentra un ventilador con iluminación incorporada, suministrado por Fostek. La parte superior de los estores de paquete queda oculta por un cortinero de nueva construcción.

 

Un dormitorio que es biblioteca

 

La habitación de invitados cumple una doble función ya que es la segunda zona de lectura de la casa (junto con el rincón del salón). A tal fin hemos diseñado una estantería biblioteca lacada en blanco de gran capacidad, que hace juego con el laminado también en blanco de los armarios invisibles con uñero. Estos contrastan con el color de la madera del arco de entrada de las puertas de paso ampliados hacia el mueble panelado del salón.

En general, se ha optimizado al máximo el espacio disponible para añadir todas las necesidades que planteaba el cliente. También se ha creado una continuidad  en toda la vivienda con una base de materiales continua y se ha cuidado la luz para crear varios ambientes en uno solo. Pero sobre todo se ha un elemento diferenciador que hace está vivienda única para su propietaria..

Fecha

7 noviembre, 2019

Categoria

Viviendas