Sin ruido

 

Ubicación: Fuente el Berro, Madrid

Superficie: 120 m2

Una insonorización acústica integral es el eje sobre el que se ha vertebrado la reforma de esta esta vivienda. El diseño del proyecto y por tanto la distribución de los espacios así como con la elección de materiales y el plano de iluminación, fueron concebidos desde un primer momento teniendo presente el objetivo principal: una casa sin ruidos procedentes del exterior. Y de la misma manera, evitando la fuga de sonidos del interior hacia afuera.

El procedimiento para conseguirlo consistió en realizar un encapsulado total del inmueble. Para ello fue necesario hacer las demoliciones de todas las cámaras dejando la fachada existente. Se quitaron las ventanas, recuperando y aprovechando algunas de las que eran más nuevas.

También fue necesario picar todo el suelo y la solera hasta el límite del forjado que comunica con el vecino de la planta de abajo, suprimiendo todos los techos y dejando la casa, literalmente, en la estructura.

Instalamos a techo unos muelles pequeños a una estructura de pladur y sobre ésta, planchas de pladur. En las paredes instalamos un copopren acústico: una espuma de insonorización así como una plancha de partículas de poliuretano, rematado con cemento y sobre el conjunto el tabique de pladur.

Para entender gráficamente el resultado conseguido, cuando se produce ruido y su consecuente reverberancia, el encapsulado que conseguimos “se mueve” de  de manera independiente a la estructura de la casa. Por ello es necesario revestir con este sistema todos los elementos estructurales incluidos pilares y columnas.

En el apartado del interiorismo y contrariamente a lo que sucede con otras muchas viviendas, pese a una distribución original muy compartimentada el recibidor de la entrada ofrecía unas dimensiones generosas con muchas posibilidades. Esta zona sirve de distribuidor a las partes comunes y privadas de la casa, divididas en:

  • Ala este: comprende una salita de estar incorporada dentro del dormitorio y un vestidor.
  • Ala oeste: compuesta por una zona común con cocina, un salón amplio con despacho abierto, una habitación con baño en suite así como un segundo baño privado y público.

En el paso a estas zonas desde el hall instalamos puertas correderas de suelo a techo ensambladas en obra, maximizando la sensación de altura. Para acentuar la línea limítrofe imaginaria en materia de separación de ambientes, escogimos para el suelo el pavimento Terrades Grafito de la firma Vives en blanco y negro. La nota de color la aporta el radiador lacado en color rojo Ferrari.  

En la zona del salón el mueble de televisión cumple tres funciones:

  • Contener los sistemas de audio y vídeo
  • En su parte trasera hace las veces  de librería
  • Oculta de la casa y separa el salón del baño público. Es por tanto elemento separador y funcional.

El  diseño de varios muebles de la vivienda como el de la televisión y el del despacho, con la mesa volada saliendo de la estantería, fueron realizados por nuestro equipo.

En cuanto a  los baños uno de ellos solo va alicatado en las zonas húmedas, mientras que el resto de la pared está revestida con un papel de Casadecor.

Fecha

16 mayo, 2018

Categoria

Viviendas

Tags
decoración, interiorismo, Reforma