Feria Hábitat Valencia 2017: resumen e impresiones

Mucho se ha hablado en meses previos sobre el relanzamiento de la feria Hábitat en Valencia como punto de encuentro del sector del mueble de referencia en España. ¿Pero como ha sido la edición de 2017? Estas son nuestras impresiones tras la visita de Dimensi-on a la ciudad del Turia.

En nuestra opinión en las anteriores ediciones la llama de Hábitat se había ido apagando, fagocitada por su celebración conjunta a la sombra de Cevisama, salón especializado en cerámica y baños. Este año se presentaba bajo el subtítulo Feria Internacional del Mueble, Iluminación y Decoración de Valencia.

El hecho de que la edición de 2017 se haya celebrado de manera independiente hacía presagiar un intento de revitalización por parte de la organización. Y eso es exactamente lo que ha ocurrido. La decisión no ha podido ser más acertada. El ambiente general de esta convocatoria ha resultado infinitamente más animado, apreciándose un mayor entusiasmo por parte de expositores y asistentes.

Tanto el bullicio y el espíritu en los stands de la muestra como en las numerosas actividades paralelas celebradas durante su desarrollo, han presentado un nivel superior al de los últimos años. De hecho, aunque en nuestra humilde opinión aún queda por hacer para llegar al esplendor de otras épocas, de lo que no hay duda es que esta nueva etapa es un salto cualitativo importante.

El hecho de ver numerosas caras conocidas del mundo del interiorismo y la decoración certifica también que los profesionales de prestigio, coinciden en el interés que ha despertado Hábitat en 2017. Entre algunos de los rostros destacados que vimos en durante nuestra visita distinguimos a Beatriz Silveira o Inmaculada Recio.  

También nos ha parecido muy positiva la nutrida presencia de numerosas firmas nacionales, especialmente de la zona del Levante así como portuguesas. La participación internacional ha sido remarcable, aunque todos esperamos que al eco de los éxitos de esta nueva singladura, la próxima edición cuente con más marcas extranjeras.

Cabe destacar que nos sorprendió que apenas hubiese una representación de mueble italiano, un clásico entre los clásicos. El mueble tapizado por su parte es el que se ha llevado la palma y el protagonismo.

La feria ha constado de 4 pabellones, dos de ellos de estilo contemporáneo, otro enfocado al diseño (mención especial a las propuestas de Andreu World y Expormin) así como un cuarto dedicado a la alta decoración.

Como viene siendo habitual una parte importante del producto de alta decoración, es de un estilo enfocado al público árabe y ruso, un nicho de mercado que sigue creciendo en España.

En cuanto a los diseñadores, los muebles concebidos por Patricia Urquiola nos han cautivado con su estilo muy vanguardista. Sus piezas, además de arrebatadoras destilan comodidad y ergonomía a partes iguales.

Personalmente, una de las firmas que más ilusión nos ha hecho ver ha sido Viveti, una de nuestras empresas de mobiliario de alta decoración favoritas, de la que nos consideramos muy fans.

En cuanto a elementos decorativos subrayamos las espectaculares lámparas de Brokis Sro. Esta firma checa especializada en vidrio soplado ha desarrollado una línea de lámparas de diseño que nos han dejado absolutamente anonadados.

En el apartado de la organización y logística, solo tenemos palabras de elogio. El hecho de que tratándose de una feria para profesionales no se haya abierto al gran público veladamente como sucede en otros eventos similares, sinceramente es de agradecer.

Los procesos de inscripción, acreditación han sido sencillos y ágiles, ideal para concentrar todo el tiempo y energías en coger ideas, hacer networking y descubrir novedades.

En resumen, Hábitat 2017 ha sido una más que agradable sorpresa. Seguiremos de cerca los pasos de su evolución y por ello, allí estaremos una vez más en 2018.

No Comments

Post a Comment