El color amarillo en decoración

El color es uno de los aspectos principales cuando diseñamos un interior y en muchas ocasiones es la clave que define la personalidad de un espacio. Antes de diseñar un interior es fundamental estudiar la gama cromática que dominará el espacio y saber qué elementos de la casa o el local aportaran colorido. ¿Sabías que el amarillo será uno de los colores de 2018 en la decoración?

Color amarillo en todas partes

Cada año las firmas de pintura más prestigiosas anuncian el que será el color que dominará esos 365 días en decoración y moda. Pero en muchas ocasiones las tendencias se salen del camino y acaban decantándose por otros colores. No hay más que navegar por internet o bucear en redes sociales para saber que colores definirán los interiores durante el 2018.

Foto: My Domaine

El color amarillo entra de lleno esta temporada en el ranking de las últimas tendencias decorativas aportando un toque fresco y divertido a los proyectos de interiorismo de nuestra casa o negocio. No le tengas miedo, este color tan vibrante y llamativo puede conseguir el aire nuevo y renovado que estás buscando para tu hogar.

A primera vista puede resultar demasiado llamativo y no es aconsejable abusar de él. El amarillo en la decoración de interiores debe usarse en pequeñas dosis y en espacios muy concretos. Para ayudarte, vamos a darte algunas claves que te guiarán a la hora de incorporarlo a tu casa.

1. En el salón. 

Al ser uno de los espacios más usados de la casa es importante que la pieza o lugar que llevará el color amarillo no acabe cansándonos. Si no estás del todo convencido te recomendamos empezar con piezas pequeñas, como una butaca o una silla, pero si eres de los que apuesta fuerte por este color no dudes en escoger un sofá en este tono.

Foto: Decor8

2. En el recibidor. 

Esta temporada el amarillo puede verse en la puerta principal de la casa llenando de luz todo el espacio. Es impresionante ver cómo se transforma un recibidor o hall de entrada o recibidor cambiando simplemente el color de una puerta o un radiador.

Foto4:  Cote Maison

Foto5: Farrow & Ball

3. En el Dormitorio.

En el caso del dormitorio la clave está en usar el amarillo en los textiles. Añade un cojín o un manta de este color y comprobarás lo que cambia el espacio.

Foto6: Hannah Puechmarin

 4. En la cocina:

El color amarillo aportará mucha luz y frescura a este espacio de la casa, eso sí, solo lo usaremos en uno de los elementos principales para no saturar (taburetes, alicatado, puertas… incluso en lo electrodomésticos).

Foto: Skonahem

Foto8: Yellowtrace

5. En el baño.

Al igual que en la cocina, el color amarillo puede estar presente en el alicatado o de una manera más discreta, en pequeños objetos como toallas o apliques.

Foto: Homes to love

6. En tu negocio.

Si tienes un local comercial al que quieres dar un toque divertido y juvenil, el color amarillo puede ser tu mejor aliado. Úsalo para pintar las sillas, en algún muro o en la barra principal.

Foto: The Butcher’s Daughter

Foto: Hey! Cheese

¿Te animas a utilizar el color amarillo en la decoración de tu casa?

No Comments

Post a Comment