Decoración con un look industrial

Renueva tu vivienda con un clásico que no pasa de moda. Si éstas pensando en darle un toque diferente a tu decoración, en el artículo de hoy te ofrecemos una propuesta que seguro te va a convencer. Se trata del estilo industrial, un estilo atemporal que se adapta perfectamente al momento actual.

Para comenzar, debes saber que ésta corriente se basa en materiales nobles y líneas sencillas y rectas consiguiendo así recordar a las fábricas de los años 40. Igualmente, se tiene un gran respeto por los elementos arquitectónicos y se tiene muy en cuenta la funcionalidad de todos los elementos. No por ello, dejaremos de tener una bonita decoración, puesto que el estilo industrial acepta perfectamente nuestros toques personales que darán frescura.

El toque industrial en la decoración nace con la conversión de fábricas y naves a espacios habitables. Es en américa donde tiene su origen, espacios diáfanos que se reinventan. Suelos de cemento, columnas metálicas o paredes de ladrillo, que recuerdan el pasado urbano y la arquitectura como elementos esenciales.

El estilo industrial no deja lugar a extravagancias y rarezas, evita las decoraciones recargadas y apuesta por el minimalismo, está basado en la simplicidad. Si analizamos los colores utilizados, destacan los cementos y los grises que son acompañados por una interminable gama de blancos.

Como hemos comentado con anterioridad, no por ser un estilo algo lineal, tiene que ser frío sino que a través de alfombras, telas y materiales naturales se consigue obtener un toque de calidez. Además podemos añadir otros objetos ideales para añadir algo de color como cojines o sillas con el fin de conseguir algo de distinción. Por último debes saber que este estilo es ideal para espacios abiertos con buena iluminación y ventanales que permitan el paso de la luz natural.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.